Archivos Mensuales: agosto 2013

When I Grow Up

Anuncios

¡Jugar, un regalo para toda la vida!

¡Jugar, un regalo para toda la vida!
¡Jugar, un regalo para toda la vida!
Licencia Creative CommonsEsta obra de RECREATE Think Tank está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 3.0 Unported.

Basada en una obra en http://www.rtve.es/v/1253677/.

 

Teniendo en cuenta que Jugar es uno de los pilares fundacionales de RECREATE Think Tank y que ayer tuve la ocasión de ver la reposición de un vídeo del programa Tres14 de La2, titulado “Videojuegos que curan”, es el momento de publicar un post sobre la importancia del Juego a lo largo de nuestras vidas.

Y es que el Juego es vital para el desarrollo social, emocional y cognitivo de los seres humanos, según ha demostrado recientemente la neurociencia, a pesar de que la comunidad de educadores era consciente de ello desde hace mucho tiempo.

Así, podemos decir que cómo sea el niño de hoy, condicionará el adulto de mañana. Y de la misma forma que el pediatra Carlos González califica en su Guía de la lactancia materna, el mamar como “un regalo para toda la vida”, por los beneficios demostrados  que aporta al bebé en su desarrollo físico y psicológico, así se podría hacer extensivo al juego y afirmar que Mamar y Jugar son regalos para toda la vida.

 Jugar en la etapa infantil es importante no sólo por los beneficios que aporta en términos de felicidad asociada al desarrollo de habilidades sociales como la empatía o la capacidad creativa, sino también por su condición preventiva de comportamientos neuróticos que pueden surgir durante el desarrollo como consecuencia de una infancia carente de juegos en términos de calidad y/o cantidad.

En entornos profesionales se ha llegado a afirmar: “si se quieren empleados creativos, es necesario ofrecerles la oportunidad de Jugar”. Y es que la capacidad creativa, es decir, la habilidad de imaginar situaciones, personas o mundos inventados, o de ver las cosas desde distintos puntos de vista, claves en el ámbito profesional, se gesta en los primeros años de vida de la persona. La importancia de Jugar, reside en el hecho de que la actividad cerebral implicada durante el tiempo dedicado a esta actividad promueve el establecimiento de conexiones neuronales. Y son estas conexiones las que dan pie al desarrollo de todo el potencial de nuestro cerebro, la máquina más compleja del mundo.

La buena noticia es que si continuamos jugando a lo largo de nuestra vida, además de las sensaciones positivas y de confort que conseguiremos en términos de placer y relajación, Jugar nos permitirá mantener y/o construir nuevas conexiones neuronales con las que seguir enriqueciéndonos y creciendo. O como dicen en el vídeo: “Dejar de Jugar es dejar de Crecer”.